Gobernabilidad for dummies

lunes, 13 de abril de 2009

En tiempos como éstos, palabras como legitimidad, gobernabilidad, constitucionalidad, etc., son usadas constantemente por los medios masivos, por su contundencia, pero con poca reparación en su significado.

Un Domingo en familia, como muchos otros, mientras hacíamos sobremesa, uno de mis tíos lee la tapa del diario. El título hacía referencia a la determinación del oficialismo de mantener la gobernabilidad.

  • Tío (en tono escéptico): Ya no saben qué decir ¿"gobernabilidad"? ¿Qué es "gobernabilidad"?
  • Lin: La capacidad de ejercer el gobierno.
  • Tío: Sí, pero es super abstracto eso...
  • Lin: Y sí, todas las palabras terminadas en "-bilidad" son abstractas. Pasa por poder dictar leyes, aplicarlas y que se cumplan.
  • Tío (ahora un poco más sobrador): Claro, GOBERNAR, es básico. Lo que tendrían que hacer.

    Ni bien termina de decir esa frase, empezó un revuelo considerable en el comedor porque mis primitos querían salir y sus respectivas madres, renegaban para mantenerlos adentro.
  • Tío (dirigiéndose a mi primo de 6 años): Juancito, te quedás adentro!
  • Lin: Ves? Si después de eso Juancito se queda adentro, hay gobernabilidad. Si necesitás de un chas-chas en la cola, hay gobernabilidad media. Y si Juancito sale, entonces no hay gobernarbilidad. Ejemplo concreto.

    Probablemente muchos hayan podido predecir el desenlace. Mi tío manoteó a Juancito, que ya tenía medio cuerpo afuera, y después de un chas-chas, Juancito se escondió abajo de la mesa, donde se quedó retobado un cuarto de hora.


Moraleja de la historia:

- Las cosas siempre parecen más fáciles de lo que en verdad son. Los argentinos somos especialistas en opinar, todos tenemos la solución para sacar el país adelante. Quizás la clave este en ocuparse de los problemas a mano y no pensar solo en los problemas macro.
- La política está en todas partes.


* Si bien el post de hoy es descontracturante e intenta ser una observación graciosa sobre la política en la cotidianeidad, me gustaría agregar un par de cosas para que no sientan que se van con las manos vacías: La gobernabilidad descansa en dos grandes pilares: la eficacia y la legitimidad. Podríamos decir que hay gobernabilidad cuando el gobierno logra dictar una ley, ejecutarla y esta es acatada por los ciudadanos.
Sin importar cuán abstracta suene no debería ser menospreciada, ya que es uno de los principales indicadores a tener en cuenta cuando de calidad democrática se habla y cuando se intenta medir la madurez del sistema de gobierno de un pais.

5 tuvieron ganas de opinar

Kitty Wu dijo...

Me encanto Lin,jajaja, pobre Juancito (los nombres seran cambiados por seguridad de los implicados,ejem)
Bueno, me parece genial, esto me hace acordar a la diferencia Sartoriana de "Gobierno que responde" a "Gobierno responsable",jeje
beso grande!

13 de abril de 2009, 0:51
pela dijo...

Clarisimo.
Pasa por mi blog.

13 de abril de 2009, 13:15
Figo dijo...

claro clarisimo clarin (no clarín no jé)

pues digamos...aqui...la gobernabilidad nunca fue uno de nuestros fuertes...

La resolución 125 hace un año habla a las claras de la gobernabilidad en nuestro país...por un lado, los ruralistas aclarando que si se aprobaba la ley seguían los paros y los cortes de ruta...
Por otro lado, esa misma resolución 125 fue pasada por el congreso luego del bardo que se originó ya que originalmente quería ser promovida bajo un decreto de necesidad y urgencia...

estan los que no dejan que se gobierne, y los que gobiernan no dan opción a voto...jajajaja

estamos jodidos?

como veras, es más fuerte que yo esto de "no opinar" sobre política

13 de abril de 2009, 14:23
GiTana dijo...

Increiblemente clarisimo!!! me encanto!!!! adelante niña!!! beso

14 de abril de 2009, 15:51
Pable dijo...

Lin: Sin duda alguna es un ejemplo concreto.
Para suerte de Juancito, se te ocurrio decir "chas-chas" antes que otra cosa peor.

Saludos x tu casa (excepto a tu tío)

Pable

17 de abril de 2009, 19:42